Iniciamos el segundo año de la cuarta expansión: un 2017 que busca concretar las transformaciones en el mejoramiento de calidad educativa.

Ya las comunidades y los actores municipales nos reconocen un poco más, no somos ajenos y desconocidos en el territorio, los rostros de los niños y niñas son caras amables y de bienvenida en la mayoría de las veces a cada uno de los miembros del equipo de gestores, la cercanía se ha instalado y este sin duda alguna es un escenario vital para la transformación.
 
A continuación Janer Guardia López, gestor del Programa en los municipios de Amalfi y Anorí en Antioquia, comparte su visión para este segundo año:
 
“El presente 2017 trae consigo la continuidad en la implementación de la ruta para el mejoramiento de la calidad de la educación de las escuelas y municipios que participan de la cuarta expansión del Programa Transformación Educativa para la Vida, de la alianza ISA - Fundación Restrepo Barco.
 
Se trata del inicio de la Fase 3 del modelo para el tránsito hacia la calidad educativa: Preparación para las Transformaciones, momento fundamental del proceso de acompañamiento que supone, a su vez, escenarios de formación, formulación, gestión e inversión en líneas estratégicas de mejoramiento identificadas y priorizadas según las necesidades de las comunidades educativas y las entidades territoriales.
 
Esta fase representa para las escuelas y las secretarias de educación una oportunidad para fortalecer sus vínculos con el contexto inmediato y poder asumir el salto cualitativo hacia la autogestión como vehículo apalancador de las transformaciones subjetivas, institucionales y contextuales. Busca, de manera más específica, que las escuelas se piensen más allá del mapa escolar y se articulen al territorio educativo.
 
Desde esta perspectiva, se trata fundamentalmente de trascender el microcontexto del aula para pensar en el territorio como una extensión de escuela misma, de manera que pedagogizando el contexto y los actores que lo habitan, se permita recrear sus conflictos para tramitar nuevas y mejores formas de gestionar el mejoramiento.  
 
Se sientan así las bases para la reinvención del contexto escolar, una escuela que habiendo retratado sus necesidades apremiantes (valoración), se proyecta hacia afuera con la esperanza de hallar respuestas a sus problemas más críticos. Es la escuela para la vida que promueve la alianza, aquella que dota de sentido cada espacio del mapa escolar y se reproduce en el territorio para transformase y transformarlo. Un territorio que deja de ser geográfico para erigirse en territorio educativo.
 
Acompañar las transformaciones, es pues, trascender la escuela y pedagogizar el mundo; transformar la educación escolar y auscultar en el alma del territorio las bases para la transformación definitiva: contextualizar la educación en un espacio vital que aprende y enseña; transformar la educación para la vida.

Publicado en Así vamos
Login to post comments